El salario que viene.

Ayer por la tarde asistimos a una jornada sobre estrategias de retribución, celebrada en ESIC Málaga e impartida por Deloitte.

Los ponentes, Ricardo Díaz, Amalia Gil e Ignacio Castillo, desgranaron la situación que atraviesan los departamentos de RRHH y cómo debemos ingeniárnoslas a partir de ya.


Resumimos  lo que allí escuchamos:

  • Hay crisis pero ahora toca moverse. Además, el futuro es más incierto que nunca. Los sueldos se han estancado o incluso bajado. Hay tensiones entre los trabajadores y mucha desmotivación. Sigue habiendo puestos de trabajo difíciles de cubrir.
  • Hay una necesidad de desvincular los incrementos salariales del IPC. Se relacionarán con la productividad y con el valor aportado a la empresa.
  • Los retos son: contener coste salarial, crear nuevas estructuras salariales, aumentar el valor percibido a menor coste, poner foco en los objetivos de la empresa y atraer o retener el talento.
  • Las tendencias en retribución actuales son: crear paquetes flexibles y segmentados; individualizar los paquetes todo lo posible; diseñar retribuciones adaptadas a la realidad de la empresa, que sean diferenciadoras “per se” y que alcancen a otros niveles organizativos distintos de los tradicionales (dirección y ventas).
  • El salario flexible llega para quedarse (elección entre dinero o beneficio social). El pago mediante beneficios sociales es una realidad.
  • Motivar creando marca, aumentando la cercanía al trabajador, generando confianza y gestionando con total transparencia. Hay que generar mayor comunicación individual, acercarse a la persona y encontrar las motivaciones que le mueven a trabajar. La escala de Maslow puede ser un referente de inicio, aunque prima la innovación sobre cualquier otra técnica debido a la limitación coste.
  • Es obligatoria la implicación de la dirección y los mandos medios. Resulta más fácil, por cercanía, ponerse en marcha en una pyme que en una gran empresa.

En el coloquio posterior, se habló de cómo afectan los convenios laborales a este tipo de retribuciones. Se insta a poner en marcha estos sistemas lo antes posible porque su éxito ya ha sido probado con independencia de la existencia o no de convenio.

Respecto al mundo de los vendedores, también trajeron noticias: menos fijo, variable adaptado a las necesidades de la empresa (cobros, prospección, etc), salarios flexibles, más trabajo en equipo y más compromiso con la empresa. No se descartan los incentivos diferidos tal y como se van a aplicar en el sector financiero.

En fin, que nos amarremos el cinturón y que adelgacemos para sentirnos cómodos con esa nueva medida, porque estos sistema han llegado para quedarse.

Tags: , , , , , ,

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *